El Yoga Hatha Slow es una variante del yoga Hatha, que se centra en la práctica de posturas físicas (asanas) y técnicas de respiración (pranayama) con un enfoque deliberadamente lento y consciente. Esta forma de yoga combina los beneficios físicos del Hatha con la atención plena y la conexión mente-cuerpo que caracteriza al yoga slow.

Principios Fundamentales:

  1. Conciencia Corporal:
    • El Yoga Hatha Slow se enfoca en la conciencia plena del cuerpo durante la práctica. Cada movimiento y posición se realiza con atención y deliberación, permitiendo una mayor conexión con las sensaciones físicas.
  2. Respiración Consciente:
    • La respiración es fundamental en esta modalidad. Se practican técnicas de respiración consciente para calmar la mente y aumentar la oxigenación del cuerpo. La coordinación de la respiración con el movimiento es esencial.
  3. Secuencias Fluidas:
    • Aunque el enfoque es lento, las transiciones entre las posturas son fluidas. Esto ayuda a mantener la continuidad en la práctica y a mejorar la fuerza, flexibilidad y equilibrio de manera gradual.

Beneficios:

  1. Relajación Profunda:
    • La práctica lenta y consciente del Yoga Hatha Slow promueve la relajación profunda, reduciendo los niveles de estrés y ansiedad.
  2. Flexibilidad y Fuerza:
    • A través de las posturas mantenidas y controladas, se trabaja en la flexibilidad y fuerza muscular, mejorando la salud física en general.
  3. Claridad mental:
    • La combinación de movimiento lento y atención plena contribuye a una mayor claridad mental, mejorando la concentración y la capacidad de gestionar el estrés diario.
  4. Conexión Mente-Cuerpo:
    • El Yoga Hatha Slow fomenta la conexión mente-cuerpo al enfocarse en la conciencia plena, permitiendo a los practicantes desarrollar una mayor comprensión y aceptación de su cuerpo.
Ir arriba
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de cookies    Ver Política de cookies
Privacidad