¡¡Por fin!! He conseguido levantar el pie del acelerador.

Durante la mayor parte de mi vida me he enorgullecido de todo lo que soy capaz de abarcar a lo largo del día, me consideraba una mujer multitarea. Pero tengo que decir que gracias al curso de mindfulness  ya no deseo ser una mujer multifunciones. No quiero estar caminando y estar pensando en la lista de la compra. No me apetece sentarme a ver una película y enfadarme porque mis acúfenos no me dejan entender lo que dicen. No quiero quedar con los amigos y al llegar, entonces estar pendiente del móvil. No quiero estar de cuerpo presente y la mente en otra parte.

Deseo disfrutar de la vida plenamente, no quiero arrepentirme de no haber prestado atención a las cosas importantes, y para ello sé que necesito estar más presente. He descubierto que practicando ejercicios muy sencillos después puedo trasladar esa práctica a mi día a día.

Silvia. Alumna del curso Mindfulness inicial

No había tenido antes oportunidad de asistir a una sesión de Registros Akáshicos. Incluso tengo que decir, que al principio me parecía algo espiritual y poco efectivo para mis problemas de ansiedad.Después de atreverme a preguntar a MomentoYoga Mentoring, me sentí animada a participar en el curso.

Y los resultados han sido más que buenos. No sólo he encontrado un lugar donde sentirme acogida y una persona con la que pude hablar abiertamente, sino que he descubierto la fuerza de esa consulta a los Registros Akáshicos. No tienen nada que ver con lo esotérico, más bien es un acercamiento profundo a una misma y un refuerzo de la autoestima.

Gracias, MomentoYoga Mentoring y gracias Estela por tu bonito trabajo.

Tere. Alumna del Taller de Registros Akáshicos

Ir arriba
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de cookies    Ver Política de cookies
Privacidad